Mejorando el chasis

Tras el último vuelo y el trastazo que se pegó decidí mejorar el chasis, aunque penalizara algo de peso. Lo primero es conseguir que el tricóptero vuele perfectamente, aunque pierda algo de autonomía.

Así que tenía dos flancos que atacar. Por un lado tenía que proteger la electrónica ante una caída boca abajo, y por otro lado tenía que hacer un tren de aterrizaje más robusto, que el otro se me había doblado y medio roto.

Para la electrónica decidí hacerle una especie de cabina. Para ello me fui a un Brico Depot y compré una plancha de poliestireno extruido de 140 x 80 cm… o algo así, por 2,45 €. Más barato imposible, oiga ¡!

El poliestireno expandido es el típico “corcho” blanco que encontramos en las cajas de televisiones, lavadoras, etc… Bien, pues el expandido es el mismo, pero no son bolitas, es todo uniforme con lo que no se descompone tan fácilmente y es más duro.

Pues unos cuantos cortes con el cúter y una regla, un poco de papel de lija y un poco de cinta de doble cara y listo, una cabina….no muy bonita pero que aguanta lo que le eches y no pesa nada.

Además si se rompe en 20 minutos te haces otra. Lo suyo es pegarla con cola de madera, pero yo usé cinta de doble cara y luego la recubrí de celofán gordo transparente, para que no se incrustasen las piedrecitas, tierra y demás.

Además la tapa que le hice entra un poco justa así que se sujeta sin nada auxiliar y es muy fácil de abrir y cerrar.

Carenado Poliestireno extruido

Carenado Poliestireno extruido  2

Carenado Poliestireno extruido  3

Para el tren de aterrizaje corté un par de tiras de aluminio más, le atravesé unos tubos de fibra de carbono que tenía (comprados en la sección de cometas del Decathlon) y le puse unos trozos de espuma de los de las piscinas (también del Decathlon).

El resultado fue un tren súper robusto, que pesa poquísimo y que la verdad… le da un rollito chulo al tricóptero. Además no lo he probado (ni lo voy a hacer de momento), pero hay más de uno que aterriza en el agua con unos patines como estos.

Tren  de aterrizaje

Tren  de aterrizaje 2

Tren  de aterrizaje 3

Lo que se ve en el centro es la batería metida dentro de una cajita hecha de espuma y sujeta por bridas.

Con todo esto a bordo el tricóptero pesa 1,1 Kg. Un poco pesado pero bueno… ya habrá tiempo de hacer una segunda versión. De momento sigo en busca de un aparato que vuele bien.

Y tras tener esto montado fui a hacer un par de pruebas de vuelo y volar volaba ya muy bien.

La verdad es que estoy muy satisfecho, y eso que no he ajustado los parámetros que tiene prácticamente nada. Pero me he encontrado con otro problema… y es que la batería está mal.

Esto no acaba nunca. Ahora que el aparato va bien resulta que uno de los 3 elementos de mi batería da un voltaje demasiado bajo. He intentado equilibrarla varias veces, incluso con un cargador supuestamente bueno y no hay manera. En cuanto llevo un minuto o menos de vuelo el voltaje de la batería cae rápidamente y no tiene casi potencia para levantarse. Así que nada, a pedir otra batería y esperar…

Un pensamiento en “Mejorando el chasis

  1. Te recomiendo usar baterías de buena calidad, se ve que eres amante del radio control, has inversiones buenas. Compra baterías MaxAmps, sin duda las mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Facebook Comments ...